A propósito del hermano escarabajo

Escarabajo pelotero

Las relaciones con la mierda siempre son inciertas, imprecisas e innombrables.
La duda siempre nos embarga: ¿Es más mierda el escarabajo pelotero, o más pelotera la mierda que el escarabajo mueve?
Las paradojas siempre son desconcertantes porque la mierda no admite adjetivos. La mierda siempre es mierda “per se”.
Pero es el hermano escarabajo quien siempre soporta estóicamente sus adjetivos imprecisos, innombrables y siempre inciertos. .