Ciudadanos cosificados

 

Ilustración de Tetsuya Ishida

Ilustración de Tetsuya Ishida

.

Mira, paisano, me pasa últimamente que cada mañana al levantarme percibo, al mirarme en el espejo, la extraña sensación de que todo lo que nos ocurre en esta crisis forma parte de un plan establecido que sigue una puntual  hoja de ruta para llegar a un objetivo preciso: La devaluación de la sociedad en la que vivimos y la cosificación de los ciudadanos que la componemos. Dado que nuestra moneda no admite devaluación posible en un sistema dominado por los mercados especulativos, nos están devaluando a todos dándonos la consideración de simples cosas. Es curioso, paisano, pero también en el régimen de esclavitud de la antigua Roma el esclavo era considerado como una mera cosa.

Los sociólogos, tan acostumbrados a vernos  como cobayas de una sociedad que es capaz de fagocitarse a sí misma, han llegado a afirmar que el nivel de bienestar de un país se mide por la cantidad de cosas que produce para ser necesariamente consumidas. Tan evidente es todo esto que hasta el mayor o menor gasto de papel higiénico es una medida del desconsumo de todo lo consumido, siendo un referente de primer orden sobre el alto nivel de vida que hemos llegado a alcanzar en esta  sociedad del aquímelasdentodas-aquímeloquitantodo por la que se dejaron el pellejo tantísimos ideólogos de la Utopía.

Se está intentando, a todas luces, que fracase todo aquello que nos ha hecho personas, para una vez derribado el sistema social darnos la opción de que nos conformemos con ser  cosas que resignadamente aceptan su destino. Se nos ha creado un sentimiento de culpa fatalista según el cual todo lo que nos está pasando es porque hemos pretendido vivir por encima de nuestras posibilidades, cuando la realidad es que son precisamente los que están gestionando el problema quienes nos están gobernando muy por debajo de las suyas.

La perversión de esta estrategia ha conseguido, en un alarde de virtuosismo, que se cosifiquen también nuestros cosificadores. Lo decía Groucho Marx, paisano: Nunca partiendo de ideales tan altos podríamos haber caído tan bajo.

            (@suarezgallego)

Publicado en Diario JAÉN el martes 27 de mayo de2014

Un comentario en “Ciudadanos cosificados

  1. Totalmente de acuerdo salvo en un punto: los que nos gobiernan no lo hacen por debajo de sus posibilidades, por el contrario, no dan más de sí. Esto es lo más trágico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s