Gastromerías

GASTROMERIAS AUTOR Y ANTONIO

El autor con el guarromanense Antonio Hernández preparando el tradicional arroz de romería en la Pradera de San Isidro en Guarromán.

 

Mira, paisano, decía Álvaro Cunqueiro, que como buen gallego sabía de romerías, del buen comer y de los asuntos del más allá,  que “sin vino no hay cocina, y sin cocina no hay salvación ni en esta vida ni en la otra”, del mismo modo que tenemos asumido que con pan y vino se hace el camino, y como afirmaba Machado, don Antonio, no hay más camino que el que se hace al andar. Y donde hay camino y romería,  siempre hay fe, hay danza y pitanza que llene la panza.

¡Qué próximos están el corazón y el estómago, paisano! Y sin embargo que distintos son. Es el primero el órgano más generoso del cuerpo, mientras que el segundo es el más rencoroso e irreconciliable, pues no hay nada más difícil de olvidar y perdonar que el hambre padecida de forma injusta, motivo en la Historia de muchos enfrentamientos fratricidas.  Bien que lo decía Benito Pérez Galdós, el don Benito con el que comparto generoso bigote y querencia al costumbrismo, en su obra de estrecheces Misericordia: “Bendito sea el señor que nos da el bien más grande de nuestro cuerpo: el hambre santísima”.

La alegría de la fiesta mostrada en las romerías a través de sus comilonas y sus bailes no es, como les puede parecer a los espectadores más puritanos, una muestra de la hipocresía de los romeros sino la consecuencia lógica del esfuerzo de la caminata y los sufrimientos del camino. Siempre, paisano, los seres humanos hemos sido más propensos a los gozos de la fiesta que a las espinas de la purificación.

En todas las romerías, y especialmente en las romerías marianas, sobre todo en esta tierra que catalogamos como la de María Santísima, a la que tenemos por nuestra santa Madre, es fácil argumentar un esquema fundamental romero: El camino hacia la Madre, el encuentro con la Madre, y el… desmadre. Afirmación que parece estar sustentada en la filosofía del Periandro de Cervantes antes de convertirse en Persiles: “Las leyes del gusto humano tienen más fuerza que las de la religión”.

De siempre, paisano, el saber vivir ha sido mucho más importante que el saber a secas, por eso el empeño que ponemos siempre en “remojar” los saberes.

(@suarezgallego)

Publicado en Diario JAEN el martes 29 de abril de 2014

GASTROMERIAS FACSIMIL DIARIO JAEN

Sobre el nombre de Guarromán: Etimología y vicisitudes

Por José María Suárez Gallego [i]

Ni que decir tiene que la primera peculiaridad que exhibe Guarromán al viajero que la visita es su propio nombre, el cual suscita, al menos, en quien lo oye por primera vez, el esbozo de una sonrisa sin malicia, y tal vez las más descabelladas elucubraciones sobre su significado. Poseer un nombre de chocante sonoridad, como es el caso de Guarromán, y estar ubicado junto a la muy transitada autovía de Andalucía, donde tantas oportunidades hay de exhibirlo, supone ante todo, más que un reto para un investigador de historia local, un acicate más para dar a conocer a los cuatro puntos cardinales que tras este peculiar topónimo se esconde un bello, cuando no poético, significado.

Portada nombre del Guarroman

Sigue leyendo

Cuchara de palo de Kovalam – Kerala (La India)

 

Cuchara de palo de la India
Una vez mi cuñada Carmen, preparando un viaje, me preguntó: ¿Qué quieres que te traiga de la India? Siendo tantas las cosas que conforman las entretelas de ese país de milenarias culturas sólo se me ocurrió decirle: ¡Tráeme una cuchara de palo de allí!
Los hindúes suelen comer utilizando la propia mano como cuchara, no usando tradicionalmente este utensilio occidental. Ésta en concreto la encontró en un anticuario de Kovalám, en Kerala, y posiblemente perteneció a alguna familia británica de la época colonial antes de la independencia de la India en 1947.
Sea como fuere es la primera cuchara de mi colección. Después, sin proponermelo, han ido llegado otras gracias a la gentileza de quienes en sus viajes se acuerdan de mí a través de este sencillo utensilio culinario.
Tras estas cucharas sin fronteras no hay más que la reivindicación latente del derecho a comer dignamente que tenemos todos los seres humanos.
¡Y en ello estamos!
Gracias a cuántos me habéis distinguido con vuestra amistad a través de vuestras cucharas. ¡Aquí están!

(@suarezgallego)